viernes, 11 de marzo de 2016

Lectura para entretener, Cenizas.


Hola, hoy les comparto la primera parte de la trilogía Cenizas, una novela de aventura postapocalíptica que he terminado de leer.


Cenizas, de Ilsa J. Bick.
Alex es una joven de 17 años que se encuentra realizando lo que al parecer es su última caminata por las montañas, ya que ella padece de un tumor cancerígeno inoperable en el cerebro, los primeros síntomas de su enfermedad fueron dolores de cabeza y posteriormente la pérdida del sentido del olfato y en vista de que los tratamientos médicos a los que se sometió no dieron resultados positivos, Alex decidió no seguir combatiendo su enfermedad con medicamentos que la hacen sentirse fatal y no le curan su enfermedad.

Durante su viaje conoce a Ellie una niña de unos 8 años con un carácter insoportable y a su abuelo,cuando de manera imprevista empiezan a sentir unos dolores muy fuertes de cabeza que los hicieron tambalearse y sangrar, el dolor es tan insoportable que llega el momento en el que se derrumban y pierden el conocimiento.

Cuando Alex recuperó el conocimiento se dio cuenta de que algo extraño había pasado, todo lo electronico había dejado de funcionar, la mayoría de la gente adulta había muerto y ella había recuperado en cierta forma el sentido del olfato, ahora podía oler mucho más de lo que cualquier otra persona en el mundo podría hacerlo.

Los sobrevivientes de este cortocircuito, así es como lo llamó Alex,también sufrieron algunos cambios, primero están los Cambiados, ellos son adolescentes y niños violentos con un apetito voraz por la carne humana con cierto parecido a los zombies pero a diferencia de estos últimos ellos son capaces de pensar y organizarse. En segundo lugar están los Despertados que son personas que eran muy viejas y que padecían de alguna de las enfermedades cerebrales que afectan a las personas de su edad. En tercer lugar están los Salvados, que son aquellos de menos de 25 años, adolescentes y niños que debieron haber muerto pero no lo hicieron. La última categoría de sobrevivientes son los que desarrollaron un Supersentido después del cortocircuito, como Alex que tiene un super olfato, estos pueden ser Despertados o Salvados. 


Alex tendrá que salvar a Ellie ya que su abuelo murió, a la vez estas 2 serán salvadas por Tom que las salvó de de un Cambiado y una jauría de perros salvajes que las estaban atacando, hay que señalar que Tom es un Salvado, y los tres juntos tendrán que enfrentarse a los Cambiados, los Despertados y a los Salvados, pues no saben en quién confiar ya que todo es un caos, y la ayuda que les ofrecen los sobrevivientes que van encontrando puede no ser tan desinteresada o altruista.


Una entretenida lectura con una variante interesante de sobrevivientes vs depredadores. Esperaba un poco más de violencia y sangre de este libro, pero no fue el caso, no 
fue muy descriptivo ni nauseabundo en lo relativo a este tema así que no os asusteis. 

A continuación algunos fragmentos de Cenizas:
  • ...El dolor era como fuego, como un láser que le abrasara el cerebro. Un repentino repiqueteo metálico burbujeó en sus oídos. Primero lo vio todo rojo y después de un blanco deslumbrante. Luego empezó a tambalearse, los pies se le enredaron y cayó al suelo. Algo húmedo y caliente salió despedido de su garganta y le chorreó por la barbilla.
  • ...Por Dios, todo lo que quería era salir de aquella loca montaña y volver al coche. ¿Qué era lo que había ocurrido? El miedo se instaló en su pecho: ¿y si volvía a ocurrir?
  • ...Se quedó completamente petrificada. No. Estaba equivocada. Tenía que estarlo. Era incapaz de oler. El tumor había engullido aquella facultad. Pero…Pero había sangre. Olía la sangre de Jack. Ellie se había orinado encima y ella lo olía. Justo ahora, en este preciso segundo.
  • ...¿Qué era aquello? Sintió un escalofrío en la nuca. El hedor que emanaba del animal le llegaba en penetrantes oleadas y estaba segura de no haber olido nada semejante en toda su vida.
  • ...Que fallara un cacharro electrónico era algo que podía pasar. Que lo hicieran dos era mala suerte.Pero ¿que lo hicieran todos?
  • ...lo que sabía era que sus aparatos electrónicos se habían frito como sus cerebros. El cortocircuito cerebral les había afectado a todos: a los animales, a esos niños, a Ellie y a ella. Hasta ahora, pensaba que ella era la única que había cambiado, qué tonta, aunque no había tenido nada con lo que compararse.
  • ...Por increíble que pareciera, el hombre empezó a reírse. Una risa loca y maliciosa que hizo que a Alex se le pusieran los pelos de punta. Sin parar de reír, el hombre metió la mano en la boca del animal y le arrancó la lengua.
  • ...El hombre enloquecido —Jim— se dio la vuelta. Aquel hedor a muerte y a locura se rezumaba por cada poro de su piel, perfumándolo con un efluvio asfixiante e intangible como el humo. Jim echó la cabeza atrás y emitió un extraño aullido que a Alex le taladró el cerebro: nunca olvidaría aquel sonido.
  • ...—¿Y qué pasa con esos chicos que vimos? ¿Esos… esos…? —¿Pulsos electromagnéticos? —Sí. Si se produjeran muchos al mismo tiempo, ¿pasaría eso? ¿Te harían volverte loco y comerte a la gente? —No lo sé, Ellie.
  • ...No obstante, pensó: «Aquellos chicos con el cerebro frito cambiaron el primer día. Jim era mayor y cambió el segundo día y terminó justo como ellos. Y ahora puede que haya un guardabosques. Eso haría un total de cuatro personas que han cambiado».Bueno, en realidad eran cinco, porque ella también lo había hecho, sólo que no de la misma forma que los demás. Todavía no.
  • ...—… menores de … niños … pánico … Más palabras, fragmentadas por el crepitar de las interferencias, goteaban por los auriculares: fantasmas que el tenue aire iba tejiendo hasta urdir una pesadilla.
  • ...—Calla y escucha. He sobrevivido a tiroteos que ni siquiera acertarías a imaginar. No sabes la de veces que pensé que la palmaba, que me dije: «Ya está, voy a morir». Y siempre volví a casa. Llegué aquí. —Se estiró para cogerla por la nuca—. Llegué a tiempo de salvaros a Ellie y a ti. —Fue la suerte. —Fue el destino. Estaba en el lugar adecuado en el momento adecuado.
  • ...Mucha gente —decenas de millones— habían muerto en aquellos primeros momentos. También pasaba algo más: oían historias confusas sobre caníbales y zombis enloquecidos y sobre niños que, de repente, se volvían chiflados. De hecho, mencionaban mucho a los niños.
  • ...Un consejo: ¿dos jóvenes y una niña? Hay mucha ira ahí fuera, y miedo. La gente os disparará o decidirá que valéis vuestro peso en oro. —¿Qué quiere decir?—Quiero decir que sois una especie en peligro de extinción.
  • ...Y la buena mano … Dios mío, ¿era Yeager como ella? Nunca se había parado a pensar que otra gente pudiera haber cambiado del mismo modo que ella.




















Espero que este libro les llame la atención  y puedas añadir algún comentario.

También los invito a seguir mi blog
http://detodounpocomexpreso.blogspot.mx/

En el cual voy poniendo los libros, poemas y relatos que voy terminando de leer., así que hasta luego y gracias.




1 comentario:

  1. Hola Omar, pues el libro no pinta nada mal, gracias por la reseña.

    ResponderEliminar